January 5

El Asesino de la Mariposa

Corrientes 616, Hotel Camila. Un antro astroso donde, a cambio de una pequeña comisión, las prostitutas llevan a sus clientes.

Su nombre, al menos el de trabajo, era Melina. Laburaba cerca, a un par de cuadras del hotel. La noche del 25 de abril fue vista con vida por última vez. Entró al Camila con Mateo Monticelli, uno de esos clientes asiduos ad náuseam con una chica en especial. Era evidente que no le placía su visita; las mujeres de este negocio tienen un olfato infalible para detectar a los clientes que se han enamorado, y saben cuándo alejarse.

Recibieron la habitación 17. Unos minutos más tarde Mateo salió; Solo. Cuando el guardia subió a revisar ya era demasiado tarde. La mató sobre el diván, con un revolver –raro que nadie escuchase nada– y la arrastró hasta el baño. Dejó la regadera funcionando, quizá para disimular el tiempo que Melina tardaba en salir. Sobre la cama una mariposa disecada.

Dejé la agencia para evitar vengarme y en mi primer caso privado me encuentro con él… el asesino de mi esposa.

Cuento formado a partir de las palabras: mariposa, arrastrar, hotel.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s